Convenio entre Municipalidad y empresa busca limpiar la comuna de metales pesados

 

Para cumplir con los lineamientos de la Alcaldesa Trinidad Rojo Augusto de gestionar una comuna libre de contaminación, la Oficina de Medio Ambiente (OMA) firmó un convenio con la empresa Gutiérrez y Fabres, para recolectar y reciclar residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

La idea es disminuir la carga de metales pesados que contienen estos elementos y que puede ser perjudicial para la salud humana y animal, además de la contaminación medioambiental si se botan estos residuos en vertederos o microbasurales.

Por ello, el profesional de la Oficina de Medio Ambiente, Luis Escalona, indicó que hace un llamado a los vecinos interesados en deshacerse de la chatarra de los aparatos que utilicen enchufe o batería como celulares, cables, cocinas, estufas, calefón y todo tipo de metales o productos hechos de metal.

Los interesados en botar estos residuos pueden dirigirse a las dependencias del Centro Educativo Ambiental, ubicado en San Miguel 330 donde se recibirán estos materiales de lunes a jueves de 9:30 a 16:30 horas y los viernes de 9:30 a 14:30 horas.