Search

Sueldos injustificados y funcionarios fantasmas es el escenario con el que se encontró el alcalde Johnny Piraino en el Municipio de La Calera

El Acalde Johnny Piraino señaló que la determinación está relacionada con personal que cumplía distintas funciones en la entidad edilicia, fue analizada detalladamente y tiene como propósito resguardar el gasto fiscal.

En el marco de dar una mayor continuidad y optimización real y eficaz de los recursos con que cuenta las arcas fiscales, el alcalde Johnny Piraino comenzó una restructuración del municipio, determinando la no renovación de algunos contratos a honorarios y a contrata cuya duración se extendía hasta el 30 de junio de 2021.

Despidos injustificados no han existido, todas tenían contrato hasta junio no es la responsabilidad del alcalde que asume. Sin embargo, se hizo un análisis de algunos casos puntuales que tenían que ver con que no asistían a trabajar, había mucha gente que no estaba en sus puntos de trabajo, lo que generaba un descontento en las personas que si asistían. Entonces uno como alcalde debe optimizar al máximo los recursos”, indicó el alcalde Johnny Piraino.

El jefe comunal además señaló la importancia de administrar de mejor forma los recursos en La Calera, tomando en cuenta las múltiples necesidades que tiene la población y que no son atendidas o no han sido abordadas en forma eficiente o integral, para solucionar de manera real los problemas que tienen los vecinos y vecinas de La Calera.

Hoy lo que estoy haciendo es definir perfiles y las personas que no asistían a trabajar obviamente no deben continuar porque la plata es de todos los caleranos y caleranas. Estoy ordenando la municipalidad, porque estaba muy desordenada. Y yo como ingeniero comercial y asistente social busco la formula más efectiva de avanzar en ideas, de avanzar en servicio que no tenían cobertura, la gente tenía contrato hasta el 30 de junio y eso es responsabilidad de la alcaldesa anterior, ella debió haber hecho un contrato hasta diciembre del 2021”, señaló el jefe comunal.

Además el alcalde Piraino agregó: “aquí se hicieron algunos cambios, pero son los mínimos considerando la gran cantidad de trabajadores, un ejemplo solamente en la municipalidad tenemos cerca de 250 personas contratadas a honorarios y muchas de ella eran personas fantasmas que presentaban la boleta. Aquí tenemos que ser responsable, porque la plata es de todos los caleranos y caleranas y lo que yo quiero es entregar un servicio oportuno, eficiente hacia todas y todos los miembros de nuestra comunidad”.