Search

15 familias vulnerables de La Calera y Artificio contarán con agua potable y alcantarillado

A través de un proyecto municipal, las familias podrán contar con una solución de saneamiento básico definitivo, que contempla una inversión sobre los 108 millones de pesos

La comuna de La Calera sigue creciendo en diversos ámbitos, sin embargo, aún existen familias vulnerables provenientes de diversos sectores de la comuna, que aún no cuentan con agua potable y la red de alcantarillado.

El Municipio a través de su Secretaría Comunal de Planificación generó un proyecto que busca atender estas necesidades básicas de todo hogar y que beneficia a 15 familias provenientes de La Calera y el distrito de Artificio, que dada su precaria situación económica y social no podían acceder a conectarse a la red de servicios sanitarios debido al alto costo que esto significa.

La alcaldesa Trinidad Rojo expresó su alegría y satisfacción por este avance en la calidad de vida de las familias “estoy muy feliz de que se haga realidad este proyecto municipal, que sin lugar a dudas cambiará en forma sustancial la vida de las 15 familias beneficiarias. Nuestro objetivo es que La Calera siga creciendo en diversas áreas y que este crecimiento sea para todos, por eso es importante que las familias cuenten con el saneamiento básico en sus viviendas, que les permitan vivir en forma digna y poder satisfacer sus necesidades de algo tan esencial como es acceder a agua potable y a la red de alcantarillado”, precisó la autoridad comunal.

Esta iniciativa que apunta a mejorar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad y a optimizar la salubridad de sus viviendas, beneficiará aproximadamente a 90 personas, y fue postulado al Programa de Mejoramiento de Barrios- IRAL, contemplando una inversión de $108.790.332.

 

A través de las instalaciones domiciliarias de agua potable, las familias se podrán abastecer de este vital elemento, además de la instalación del  alcantarillado que permitirá asegurar la evacuación rápida y eficaz de las aguas servidas, impidiendo el paso de olores, aire y microorganismos desde las tuberías a las viviendas.

Los recursos para financiar este proyecto ya ha sido traspasado al Municipio cementero y se ha comenzado con el proceso de licitación de la obra, cuyo plazo de ejecución es de 150 días, esperando que se concreten los trabajos en este segundo semestre de 2020.