Search

Empresas colaborarán para buscar origen de malos olores

Con el compromiso de colaborar activamente para establecer los orígenes de la situación e informar sobre los procesos de cada industria, el alcalde Eduardo Martínez ha realizado diversas reuniones con ejecutivos de seis de las principales industrias y empresas que operan en La Calera, convocadas para analizar los malos olores que afectan a parte importante del territorio urbano.

En estas reuniones han participado delegaciones de las empresas Sopraval, Maltería La Calera, Empresas Melón, Algas Marinas, Frigocal y Esval, ante las que el jefe edilicio ha expuesto los antecedentes que maneja la Municipalidad en torno a la situación medioambiental de la comuna, destacando que en años anteriores, informes del Ministerio del Medio Ambiente incluía a La Calera entre las comunas con altos índices de contaminación, situación que en la actualidad no sucede, “por lo cual no se nos ha considerado para las inversiones y estudios que ese Ministerio va a realizar ahora en las comunas más contaminadas”, explicó el jefe comunal.

Los representantes de las distintas empresas han entregado detalles sobre sus procesos productivos. Empresas Melón, por ejemplo, detalló las mediciones de material particulado fino que realiza en distintos puntos de La Calera, estableciendo que en un año se sobrepasó levemente los máximos permitidos en sólo tres ocasiones, situaciones que fueron inmediatamente solucionadas.

En relación al posible origen de los frecuentes malos olores que afectan a toda la ciudad, Maltería La Calera especificó que la industria ha sufrido esporádicos problemas por bloqueos en las alcantarillas, mientras Algas Marinas expuso que mantiene sus procesos productivos en permanente revisión. De igual forma, Esval planteó que ya no se realizan descargas de camiones que limpian fosas sépticas en el estanque existente en Artificio y Sopraval sostuvo que la empresa realiza el manejo y venta de guano y los procesos con desechos orgánicos de acuerdo a los procedimientos establecidos por la autoridad sanitaria.

También se analizan aspectos como el comportamiento de los vientos, la situación del cauce del río Aconcagua a partir de la sequía, el estado de las redes de alcantarillado y el manejo que cada empresa hace de los residuos industriales líquidos, riles.

Una de las conclusiones apoyada por todos los presentes, es constituir entre las empresas asistentes y otras que puedan sumarse, un Acuerdo de Producción Limpia, cuyo primer paso será la invitación a representantes del Consejo Nacional de Producción Limpia, dependiente del Ministerio de Economía, para entregar detalles sobre la instancia y su funcionamiento.